Tampones y compresas

¿Sirven igual las compresas y los tampones?. Siempre utilizo compresas, me gustaría utilizar tampones pero me da un poco de miedo.

Son los sistemas de higiene más utilizados por su comodidad y gran capacidad de absorción. Los tampones son un poco más cómodos ya que no notas que los llevas y las compresas son más fáciles de poner,… es cuestión de probar y elegir con cual de ellos te encuentras más cómoda.

Ambos son sistemas de protección e higiene femenina durante la regla, mediante la absorción del flujo menstrual. La compresa se coloca directamente sobre la braguita y el tampón es un cilindro de algodón con un aplicador para facilitar su colocación dentro de la vagina y con un cordón unido a él (para sacarlo bastará con tirar de él).

Los dos están fabricados con materiales muy absorbentes que no son tóxicos ni alteran la flora vaginal y podemos encontrar varios tipos, por ejemplo hay compresas con alas o sin alas, especiales para utilizar con tanga, con diferentes tipos de absorción para sangrados más o menos abundantes,… Los tampones tienen la ventaja de que son muy cómodos, no se notan con la ropa ajustada, permiten que te bañes y en general se notan menos que las compresas y te dan mayor libertad de movimiento (te permite practicar deportes o realizar cualquier actividad sin problemas). Tienen el inconveniente de que su aplicación requiere cierto entrenamiento y puede ser que las primeras veces cueste un poco. Respecto al tampón también tienes que saber que hay que cambiarlo más o menos cada 4 horas (como máximo 8 horas) aunque no se haya manchado del todo. Si permaneciera dentro de la vagina durante más tiempo podría provocar infecciones vaginales.

Igual que las compresas, hay tampones con distintos grado de absorción, ya que no todas las chicas tienen la misma cantidad de sangrado. Para saber cuál te va mejor, las primeras veces que lo retires tienes que fijarte como sale el tampón; si lo notas seco prueba con otro de menor absorción, y si por el contrario, tienes que cambiarlo antes de las 4 horas probablemente necesites uno con mayor grado de absorción. Puedes utilizarlo aunque nunca hayas tenido relaciones sexuales.

A la hora de elegir uno u otro lo importante es que te sientas cómoda incluso puedes combinarlos y utilizar compresas durante la noche y tampones durante el día. Una vez utilizadas, tanto la compresa como el tampón, deben envolverse en papel higiénico y tirarse a la papelera, nunca tirarla por el retrete ya que podría obstruirlo.

 

Esta entrada fue publicada en Hábitos de vida saludable. Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>