La primera vez

¿Cuándo es el momento adecuado para empezar a tener relaciones?, yo creo que estoy preparado, pero ¿y si me equivoco?

La primera vez suele tener un significado especial, no hay prisas, no hay un mismo momento para todo el mundo y cada persona tiene que ser capaz de decidir cómo, con quién y en qué momento quiere empezar a tener relaciones con penetración.

La primera vez se define como la primera relación sexual con penetración o, lo que es lo mismo, el primer coito.
Generalmente la primera vez suele decepcionar porque se tienen expectativas muy altas, ya que esperamos sentir los que hemos visto en las películas, en la televisión o lo que nos cuentan nuestros amigos y no siempre es así. Si preguntáramos a todos los que tenemos a nuestro alrededor encontraríamos todo tipo de opiniones sobre este momento: que fue más sencillo de lo esperado, que fue único e irrepetible, o incluso que se convirtió en una experiencia horrible. Para que te hagas una idea, el 20% de los chicos y el 60% de las chicas cuentan que su primera vez fue una experiencia desagradable. Cada persona tenemos una experiencia diferente de este momento al igual que cada uno elige el momento adecuado, para unos es imprescindible que exista un profundo afecto y confianza con su pareja y sin embargo puede que otros lo consideren como un momento más en su desarrollo sexual y no le dan más importancia.

Hay una serie de aspectos importantes sobre la primera vez que tienes que tener en cuenta:
– El miedo al dolor.
Es una de las cosas que más preocupa (sobre todo a las chicas). En principio, no tienes porque sentir dolor, y cuando este se produce suele tener una explicación lógica y es debido, en gran parte, a falta de información.
La vagina de la mujer es muy elástica y se adapta perfectamente al tamaño del pene (aunque te parezca que sea muy grande) y además tanto la vagina como el pene disponen de unas glándulas que en estado de excitación segregan un líquido que lubrica la zona y favorece la penetración. Si en el momento de la penetración estás nerviosa por la causa que sea (inexperiencia, miedo al dolor, a quedarte embarazada, porque en ese momento no te apetece,…), los músculos que rodean la vagina se ponen tensos pudiendo cerrar parcialmente la vagina y dificultando la penetración y además sin excitación no hay lubricación y por lo tanto puede haber dolor.
Por ello son muy importantes los juegos previos en las relaciones (caricias, masajes, abrazos, ternura, afecto, confianza) ya que consiguen preparar el cuerpo para la penetración, disminuir el nerviosismo y aumentar la lubricación, todo es entonces mucho más fácil. Intentar practicar el sexo sólo cuando se esté muy excitada.
Si el chico, al intentar la penetración, notara que le pene no entra con facilidad, debe preguntar a su pareja si le duele, y en caso de ser así dejar de intentarlo y volver de nuevo a la fase de caricias, masajes, abrazos,… a los preliminares, que son tan importantes como la propia penetración y ten en cuenta que hay otras maneras de dar y recibir places, además del coito, de satisfacer el deseo sexual, hay muchas formas de pasárnoslo bien además de la penetración (podemos usar la manos, la boca, el cuerpo entero,…).

 

– El himen.
Es una pequeña membrana que recubre parcialmente la entrada a la vagina. El himen de cada mujer es distinto, cada uno puede tener una consistencia diferente o incluso puede ser que alguna mujer no tenga himen, que sea muy elástico o que se le rompa como consecuencia de alguna caída, montar a caballo o en bici o al introducir los dedos en la vagina al masturbarse o al colocarse un tampón. Pudiera ser que el himen se desgarre en la primera relación con coito, en ese caso se podía producir una pequeña hemorragia, pero esto no siempre ocurre.

– El embarazo.
En contra de lo que mucha gente cree, SI puedes quedarte embarazada en tu primera relación con penetración, hay tanto riesgo como en cualquier otra relación sexual y por lo tanto debes utilizar un preservativo.

El empezar a tener relaciones implica una nueva responsabilidad que tienes que asumir, a partir de ahora tendrás que empezar a utilizar un método anticonceptivo para evitar, no sólo un embarazo no deseado, sino también el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

En caso de que fallen los métodos anticonceptivos o rotura del preservativo debes acudir a tu médico lo antes posible para que te facilite la píldora del día después.

-¿Cuándo?
No hay un momento ni una edad ideal, todo depende del momento en el que te encuentres preparado. No debes tener prisa, aunque todos tus amigos ya lo hayan hecho o tu pareja te lo pida insistentemente, debes esperar al momento en el que estés seguro de que realmente te apetece. No hay prisas.
Y sobre todo elige bien a la persona, olvídate de desconocidos en noches de borrachera, es mejor elegir a alguien que te guste mucho y que te haga sentir especial. Nunca lo hagas por presión social (no importa que todos tus amigos ya lo hayan hecho, debes esperar tu momento), o porque tu pareja te lo pida (si realmente le importas te respetará y apoyará en una decisión tan importante).

Esta entrada fue publicada en Sexualidad y embarazo y clasificada en , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>