Confianza en profesor

Confié en mi profesor al contarle mi problema y él se lo contó a mis padres.

Tienes que valorar si el profesor habló con tus padres para tratar de buscar la solución más adecuada a tu problema, o si realmente lo hizo con el fin de traicionar tu confianza.

Muchas veces no somos capaces de ver que alguien está intentando ayudarnos, ya que nos cuesta ser objetivos ante nuestros propios problemas.

Deberías hablar con tu profesor, y contarle cómo te sientes al respecto. Hazle ver que te sientes dolido y traicionado, y deja que él te explique los motivos que le llevaron a actuar como lo hizo.

Un profesor siempre debe apoyarse en los padres de los alumnos, y entre ellos es necesaria una cierta coordinación para que la educación de los alumnos sea coherente. Los profesores tienen la obligación de alertar a los padres o tutores de los alumnos cuando crea que la integridad física o psíquica de los mismos se encuentran en peligro.

La familia y la escuela deben trabajar siempre en la misma dirección. Para ello, es necesario que exista una relación basada en la confianza, el diálogo y la colaboración mutua. Siempre es conveniente que los padres y profesores traten conjuntamente cualquier aspecto referente a la educación de los niños y jóvenes.

Esto no quiere decir que tu profesor tomase la mejor decisión, sino que debes tener presente que “la intención es lo que cuenta”, por lo que en este caso lo que debes valorar es si la intención de tu profesor era ayudarte, o por el contrario perjudicarte. Nadie es perfecto y todos podemos equivocarnos en algún momento de nuestras vidas.

La película “Mentes Peligrosas” (Dangerous Mind, 1996), resume la vida de una profesora al mando de un grupo de chicos conflictivos. Aproximadamente desde el minuto 35 al minuto 45 de la misma, se puede ver como la profesora, trata de ayudar a sus alumnos en repetidas ocasiones, y para ello tiene que tomar decisiones que no siempre son apoyadas por los alumnos. Al igual que tu profesor, ella solo trataba de solucionar los problemas, aunque no siempre sus actos sean los más adecuados para ello.

Esta entrada fue publicada en Comunicación con los padres, Educación y clasificada en , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>