Importancia del desayuno

Cuando me levanto, no tengo mucho tiempo para hacer un buen desayuno.

Os voy a contar un cuento…..

Una mañana como otra cualquiera, Sebastián Dulas, un viejo arlequín y saltimbanqui de feria, caminaba despacio, muy despacio, sintiendo el aire fresco en sus mejillas, en dirección a la Antigua Fábrica de la Luz. En el escondido puente de la Miñotera se encontró con un duendecillo de ojos verdes que le dejó un paquete envuelto en papel de periódicos.

Os voy a contar un cuento…..

Una mañana como otra cualquiera, Sebastián Dulas, un viejo arlequín y saltimbanqui de feria, caminaba despacio, muy despacio, sintiendo el aire fresco en sus mejillas, en dirección a la Antigua Fábrica de la Luz. En el escondido puente de la Miñotera se encontró con un duendecillo de ojos verdes que le dejó un paquete envuelto en papel de periódicos. Era una caja de zapatos. Dentro de la caja encontró un arrugado sobre de color violeta donde estaba escrito un mensaje: “si quieres encontrar el secreto del desayuno del corazón sigue abriendo cada uno de los sobres”.
Dulas, curioso y nervioso, fue abriendo los sobres uno a uno donde encontró diferentes notas y dibujos representativos:
Sobre amarillo claro:      pan, cereales, azúcar o miel …
Sobre amarillo oscuro: aceite de oliva …
Sobre blanco: leche y derivados: yogur, queso, cuajada .
Sobre verde:                 fruta y/ zumos …
Sobre rojo: Sentadito/a y con un reloj de arena que baje en 10 minutos

Sebastián Dulas, que hacía de la vida una continua escuela, intuyó que el mensaje del duendecillo era indicarle el tipo de desayuno que debieran tomar los niños de Azeipmil, el pueblecito cercano a Navasfrías, que no venía en los mapas pero que era fácil de dibujar porque cada uno/a podía imaginar como quisiera. Y se fue al Bardal donde estaban sus amigos, los niños y niñas del pueblo, y representó la historia acompañado de su inseparable tambor de hojalata …

y … como …
… me importa mucho estar alegre y no cansarme …
… para empezar el día …
… tomo un desayuno sano …

… y todo ello …
… sentados/as …
… aunque tengamos que levantarnos
antes para empezar el día …

ALIMENTOS QUE COMPONEN UN DESAYUNO DEL CORAZON O CARDIOSALUDABLE
(Basado en nuestra dieta mediterránea)

. Leche y/o derivados lácteos: yogurt, queso … que ayudan a forman los ladrillos de nuestro cuerpo … por contener proteínas …

· Pan o cereales … que proporcionan energía para movernos, correr, jugar y estudiar… por contener hidratos de carbono …

· Aceite de oliva … que nos da energía … y …nos previene de tener enfermedades del corazón … por contener ácidos grasos insaturados …

· Frutas y/o zumos … que regulan las funciones de las sustancias nutritivas de nuestro organismo… por contener vitaminas y minerales…

· Miel, mermelada o azúcar … que también nos dan energía …por contener otros hidratos de carbono … que tomaremos con prudencia … sin  pasarnos

· Agua … que siempre viene bien … porque, al fin y al cabo, mucha agua somos y en el camino andamos …

No debemos olvidar que el desayuno debe proporcionarnos una cuarta parte de la energía diaria total.

Y otra mañana cualquiera ….
… Sebastián Dulas, un viejo arlequín y saltimbanqui de feria, caminaba despacio, muy despacio, sintiendo el aire tibio fresco en sus mejillas, mientras cruzaba el viejo puente del Arrabal de Ciudad Rodrigo. En la orilla del Águeda se encontró a Harry Potter que le entregó un estuche de madera … pero esa es una historia que contaremos en otro momento …




Esta entrada fue publicada en Comida y salud, Deportes y nutrición, Nutrición y clasificada en , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>