Prevenir el SIDA

¿Cómo puedo protegerme contra el VIH?

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana. Su expresión como una enfermedad es el Síndrome de Inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Es una enfermedad que daña al sistema inmune del cuerpo (el cual nos ayuda a combatir las enfermedades). Cuando el sistema inmune se daña, somos más propensos a coger enfermedades que no le harían daño a una persona con un sistema inmune sano. Una persona con sida no puede defenderse adecuadamente de diversas  infecciones.  Se contagia cuando el virus de inmunodeficiencia humana VIH, pasa desde el interior del cuerpo de una persona infectada al interior del cuerpo de otra persona. Para evitarlo se debe realizar lo siguiente:

  • Durante las relaciones sexuales utilizar protección sin protección apropiada (uso de preservativos e insistiendo a la pareja en ponérselo). No debemos tener relaciones con una persona infectada. El VIH está en la sangre, además de en el semen de un hombre y las secreciones de una mujer También a través de cortes pequeños.
  • Limitar el número de compañeros sexuales.
  • Uso de agujas estériles. Si compartes agujas o jeringuillas con una persona infectada por VIH hay  un mayor riesgo de infectarse. El virus puede propagarse a otra persona a través de las diminutas cantidades de sangre adheridas a la aguja.
  • No compartir objetos personales.
  • Realizarse una prueba antes de tener relaciones sexuales para asegurarse de que no hemos contraído el virus.
  • De madre a hijo, antes o durante el parto, ya que la madre tiene el virus en su organismo. Los bebés nacidos de una madre infectada reciben medicación para prevenir la infección por VIH.

Aun así es importante saber de que forma no lo puedes contraer:

  • Si no te inyectas drogas por vía intravenosa y utilizando protección siempre que se lleven a cabo relaciones sexuales.
  • No se contrae el VIH al tocar, abrazar o saludar de mano a una persona infectada.
  • No se propaga al toser, estornudar, compartir vasos ni platos, tocar sanitarios ni manijas de puertas. Ni las mascotas ni los piquetes de insectos como los mosquitos propagan el virus.
  • El donar sangre no contagia tampoco el VIH. Esto se debe a que para cada donante se utiliza una aguja nueva. Por ello, nunca tendrás contacto con la sangre de otra persona.
Esta entrada fue publicada en Salud general y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.